divendres, 26 d’octubre de 2012

A TODA LA SOCIEDAD CIVIL DE CATALUÑA ANTE UNAS ELECCIONES CON PROYECCIÓN HISTÓRICA


La evolución de la situación política ha hecho de las próximas elecciones del día 25 de noviembre al Parlamento de Cataluña un evento que tendrá un valor histórico. Sean cuales sean los resultados.

A esta situación no es ajena la grave problemática económica que se originó en el año 2008, impensable cinco años atrás.

Para la gran mayoría de la sociedad catalana el actual momento ha significado un retroceso en muchos aspectos de su vida y, al mismo tiempo, la aparición de nuevos factores de riesgo: riesgo social y económico, con la consolidación de la precariedad , y la exclusión de diferentes clases sociales, y riesgos ambientales, como el impacto irreversible de un modelo energético obsoleto y destructivo.

Dentro de los riesgos ambientales y sociales, la energía es uno de los problemas de primer orden por diferentes motivos: por su condición de factor de base de todo el modelo económico, porque es la causa de graves impactos ambientales, por los peligros asociados a las diferentes tecnologías, y por la crisis energética inminente que se presentará.

De todo el abanico de las tecnologías energéticas, la energía nuclear siempre ha simbolizado el mayor nivel de peligros con el mínimo nivel de beneficios de la sociedad. A reflexionar sobre lo que los recientes acontecimientos de Fukushima han puesto de manifiesto: un accidente nuclear implica una devastación y una ruina que no merman con el paso del tiempo, con los consecuentes efectos perjudiciales para las personas y ecosistemas de su entorno. Además, no hay que olvidar que el silencio permanente sobre la contaminación que las nucleares emiten en su día a día es una de las cuestiones más peligrosas y menos investigadas.

Con tres reactores nucleares, Cataluña es el territorio más nuclearizado de la península ibérica, y uno de los más nuclearizados de Europa. Que esta situación pase relativamente desapercibida para la mayoría de la sociedad, es el resultado de varios factores entre los que cabe destacar dos: que exista un silencio sobre los sucesos negativos relacionados con la energía nuclear en la casi totalidad de los medios informativos, y que haya un consenso de una parte de la comunidad científica sobre la importancia de mantener este tema fuera de cualquier ámbito de debate. Este estado de la cuestión es el fruto de una decidida y firme voluntad de las fuerzas políticas y sociales que gobiernan y mandan en Cataluña para mantener la energía nuclear fuera de la agenda de debate.

Esto tiene como consecuencia que, a pesar del amplio consenso social de oposición a la energía nuclear que existe en Cataluña, estemos ante un tema del que no se habla, en el que el inicio de cualquier controversia se resuelve con una respuesta basada en cuatro tópicos, y con el acuerdo de mantener silencio sobre el tema, pese a que se trata de la amenaza ambiental más grave que sufre Cataluña y que, también, proyecta fuera de su territorio. Cualquier camino que emprenda la sociedad catalana debe pasar por que Cataluña deje de ser uno de los territorios más nuclearizados de Europa.

Es por ello, que desde Tanquem Les Nuclears - 100% RENOVABLES hacemos un llamamiento a la mayoría de la sociedad civil de Cataluña para que:

- Tengan en cuenta las manifestaciones o posturas sobre la energía nuclear de las diversas fuerzas políticas que se presentan a las elecciones el próximo 25 de octubre a la hora de decidir su voto.

- Pidan a los representantes políticos con los que se sientan más identificados un pronunciamiento explícito y claro para proceder al cierre urgente y ordenado de las tres centrales nucleares que funcionan en nuestro territorio.

- Recuerden a sus candidatos / a sus candidatas favoritos / favoritas, la gravedad del peligro nuclear existente. Esta es la única manera de conseguir que el tema nuclear entre en la agenda del debate político.

La experiencia del último año ha demostrado que los programas y las promesas con los que las fuerzas políticas piden el apoyo electoral no tienen ninguna relación con las medidas que después toman los gobiernos: una vez pasadas las elecciones, y formado el gobierno, se aplican, sin dar ningún tipo de explicación, medidas que no figuraban en los programas con los que se pedía el voto, pero que benefician a los grupos con más poder económico y social.

Por tanto, es necesario que la interpelación a los representantes elegidos continúe más allá de la entrega del voto y de la espera pasiva de las respuestas del gobierno.

Porque más allá de las grandes palabras, las grandes promesas y la adjudicación de culpabilidades, propias de todo discurso electoral, hay un espacio en que se juegan medidas que afectan a la vida y la salud inmediatas, a nuestro futuro y al futuro de las personas y los espacios más próximos y queridos, un ámbito de temas que no se mencionan, que se encuentran fuera de la política pese a formar parte de la verdadera calidad de la existencia: la energía nuclear es uno de estos ámbitos silenciados, y con nuestra voz y nuestro voto podemos sacarla a la luz, y dar el impulso final hacia su desaparición.

Cataluña, 31 de octubre de 2012.

Tanquem Les Nuclears – 100%RENOVABLES

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada